19 feb. 2011

Una historia más.

Desde que tengo turno de noche apenas coincidimos en casa. Cuando entro en casa me recibe el olor a café recién hecho. Me tropiezo contigo en el pasillo, me das los buenos días, un beso y te marchas. Ahora la convivencia es pacifica no como antes, nos hemos convertido en una pareja que comparte piso, pero no vida.

He preparado mi maleta y espero a que vuelvas del trabajo. Entras, miras la maleta y luego nos miramos a los ojos como hacia meses que no hacíamos. Luego me sonríes, coges la maleta y las llaves del coche. Mientras bajamos en el ascensor me dices: lo pasamos bien, ¿verdad cariño?    

Ana Rosa 11/02/2011 

12 feb. 2011

Un caso claro


-Le cobran en aquella fila de la izquierda, si no le importa. Esta caja cierra por una avería técnica, perdone por las molestias. Eso fue lo que yo le dije -dijo el primer empleado interrogado.
-Yo no podía abonar ese tipo de cheque -dijo el segundo empleado.
-Nosotros lo sacamos a la fuerza porque se puso como un energúmeno a dar gritos y lanzar maldiciones. Luego en la calle siguió dando voces hasta que de pronto comenzó a arder como una antorcha -dijeron los de seguridad.
El inspector le dijo a su ayudante -este es un caso claro de cabreo incendiario por desidia administrativa -mientras observaban el cadáver carbonizado.

Ana Rosa 04/02/2011